Poder de policía.

March 9th, 2007 by Opinorama Leave a reply »

La figura-poder de policía- tiene su nacimiento en un acto jurisprudencial de la suprema corte de justicia norteamericana, presidida, en aque entonces por Jhon Marschall; en el caso “Brown C. Estado de Maryland”, fallado en 1827, que fue cuando se acuñó por primera vez el término.

La anterior denominación dio en principio lugar a confusión con la llamada policía de seguridad.

La Institución a pesar de haber nacido con un problema congénito. Finalmente, pese a las distintas teorías y las dificultades de determinación de sus límites precisos-nos referimos a los términos policía de seguridad y poder de policía-ha quedado perfectamente delimitada.

Durante el siglo XIX, se introdujo, en EEUU, la concepción de poder de policía como la soberanía de cada Estado para regular dentro de su territorio los asuntos de salud, seguridad y moral pública, etc. En cambio, para la policía de seguridad se ha tomado como referencia más antigua, aquella que nos habla de su nacimiento en Francia durante la Regencia del Cardenal Richeliu.

Así, sobre el poder de policía ha expresado el Dr. Roberto M. Lopez Cabana:
Se ha negado que se justifique la creación de una definición especial para el “poder de policía”, toda vez que no se diferenciaría en nada del resto de la actividad estatal, que carecería de significado propio, de toda utilidad teórica o práctica, y hasta se ha considerado que es “innecesario, perjudicial, da lugar a una serie de dificultades para su comprensión y aplicación, precisamente por su misma ambigüedad e indefinición”.

La idea de policía se halla en crisis, pero no porque se vaya quedando sin contenido, sino porque ha cambiado, y por ello se ha dicho “que la función de policía o potestad legislativa tiene por objeto, hoy en día, promover el bienestar general”.

El artículo-con el cual poco coincidimos-es bastante más extenso y para quienes deseen interiorizarse está, como debe ser, el correspondiente link. Nosotros nos quedamos con el desarrollo que sobre el tema han hecho autores como:José R. Dormí, Rodolfo C Barra y Agustín Antonio Gordillo.

La introducción, resumida, de esta historia, conjuntamente con la confusión de los términos (policía y poder de policía) tiene como propósito analizar y a la vez rescatar el poder de policía por un lado y por otro la necesidad de contar con una verdadera, necesaria y eficaz policía de seguridad.

En efecto, vemos, leemos, escuchamos y hasta somos pasivos actores de una serie de circunstancias donde las jurisdicciones de autoridad se confunden y con ello, crece la desazón de quienes deberían sentirse cada día mas seguros, y no cada día mas enrejados en sus propios hogares. Los integrantes de la sociedad, el pueblo, finalmente observa estupefacto situaciones de una anomalía intolerante y debe soportarlas debido a que, entre otras causas, subyace el invisible límite de las jurisdicciones.

Las recientes inclemencias del tiempo que azotaron nuestro Partido de Gral. Pueyrredón, fueron un ejemplo concreto de cómo debe usarse el poder de policía, cuan necesario es la obtención de la verdadera y constitucional autonomía y, como han de impulsarse las obras de infraestructura tan necesarias en un conglomerado urbano que ha crecido muchísimo, que lo seguirá haciendo a pesar de una obcecada e incomprensible lentitud burocrática e inimaginables intereses exclusivamente políticos electorales.

El jefe político de la ciudad, ejerció el poder de policía cuando decidió suspender el dictado de clases en todo el ámbito del partido, sin esperar la paquidérmica acción de la burocracia platense.

Esperemos que pronto ocurran hechos similares contra la inaguantable inseguridad. Ello ocurrirá cuando el mismo jefe comunal, eleve su voz e indique a quien tenga a cargo las fuerzas policiales, para que las mismas actúen con la necesaria claridad y ejecutividad resolviendo los desgraciados sucesos que a diario asolan Mar del Plata y al resto de Gral. Pueyrredón, a su vez, que esas mismas fuerzas actúen previniendo efectivamente el delito.

Lo anterior es de urgente necesidad, ya que la máxima autoridad estadual que debió haberlo hecho o no está capacitado o admite que los delincuentes se adueñen definitivamente de la sociedad toda.

Enrique Serra.-

Advertisement

6 comments

  1. MARIA says:

    necesito ubicar a ALEX ZUNCA,un policia del estado de mamaryland.Es argentino.
    muchasgracias

  2. Comisario Guillermo Zalaya says:

    Presto servicio en la policia de Córdoba Argentina, en el area de Sub-Jefatura y me gustaria intercambiar opiñiones sobre el tema Seguridad Pública en una dualidad con la Seguridad Privada.
    Mi superior inmediato es el Crio General DANIEL PINO Sub-Jefe de Policía

  3. José ACOSTA says:

    Soy Comisario de la Policía de Río Negro, trabajo sobre proyecto de reorganización orgánica de la Policía y me interesa oponiones respecto a como diferenciar claramente las funciones de Policía de Seguridad en el marco del control social formal y policía comunitaria en el sistema de control social informal y ambas tareas son campatibles para una sola organización.

  4. Mariano says:

    Muy bueno

  5. jose says:

    muy bueno todo, en especial a aquellos funcionarios policiales que se preocupan en mejorar el servicio publico tan importante como la seguridad publica.

  6. Alejandro (alex) Zunca
    Instructor contra el crimen y drogas
    Enlace hispano-portugues. Maryland
    Asesor y enlace para Argentina y Brasil (relacion policial-seguridad publica. (240) 372-5433 nextel 164*139433*1